Muchas personas, en algún punto de nuestra vida, hemos guardado una botella de vidrio como recuerdo de una experiencia vivida. Y es que, normalmente, una botella de vidrio implica un momento compartido con otra persona: una cena especial, un vino o cerveza que probaste por primera vez y te encantó, un viaje único o un día cualquiera que se acabó convirtiendo en fecha para recordar. Pero claro, llega un momento en que este elemento, si quiere quedarse en nuestra vida, necesita evolucionar. De lo contrario, acabará en un cajón o en la basura. Mi misión: ¡evitar que eso suceda!

Cómo convertir una botella de vidrio en un objeto que puedas conservar

Como ya comenté en el post del Kintsugi, para mí es muy importante la historia del producto antes de trabajarlo: creo que, si pudiéramos tener un objeto en casa con el que tenemos un lazo especial, lo cuidaríamos y conservaríamos mucho mejor. Y es que, en esta sociedad actual, no paramos de comprar cosas, tirarlas y comprar otras nuevas, relegando a los objetos a una muerte anticipada que, en muchas ocasiones, no tiene razón de ser. Nos hemos vuelto tan desapegados de las cosas que tenemos que no nos importa deshacernos de prácticamente todo. Pero no es acaso más bonito, barato y romántico saber que vas a tener un objeto para toda la vida porque es funcional, bonito y, además, ¿forma parte de tu vida?

Hace poco, recibí un precioso encargo de Josep Roca, uno de los hermanos del Celler de Can Roca, de convertir una botella de Champagne Louis Roederer, que se consideraba un tesoro familiar, en un precioso decantador y, aunque fue una gran responsabilidad, el proceso fue precioso. El resultado: un objeto especialmente hecho para ellos que podrán usar y conservar durante muchos años.

convertir botellas de vidrio hermanos roca

Este es uno de los motivos por los que me encanta mi trabajo: tengo la capacidad de transformar botellas de vidrio en objetos duraderos, elegantes y funcionales. ¿No te gustaría que, en lugar de tener que tirar esa botella que tan buenos recuerdos te trae, se convirtiera en un precioso elemento para decorar tu hogar?

Otro gran ejemplo en este sentido es el de un cliente amante del vermut que me trajo sus botellas de Vermut Miró para que las transformara. Con ellas, creamos unas bandejas y unos vasos grabados con el nombre de la marca:

convertir una botella de vidrio en vasos

Además de en los encargos personalizados, en mis propios diseños, trato de incorporar y transmitir un poquito de la historia de las botellas y, por ello, suelo utilizar aquellas que tienen un significado para mí. Un buen ejemplo es las botellas que utilizo para crear La Flor Lamp, que son botellas de Txacolí, un vino cuya historia me encanta (te la cuento en este post) o las botellas de Dama Lamp, que son damajuanas de 5 litros y homenajean y evocan al encanto de las personas mayores y los cocineros de toda la vida, que son quienes más las utilizan.

Por último, no hay que olvidar el factor sostenible. Cuando reutilizamos una botella de vidrio y la transformamos en otro objeto, ya no solo es que estamos reaprovechando algo que tenemos en casa, sino que no lo estamos tirando, lo que siempre es positivo para el medioambiente: reciclas y, además, no compras otro objeto, con lo que se ahorra la contaminación de costes de producción, sobre todo si hablamos de un objeto industrial.

Si tienes una botella en casa que tiene un significado especial para ti pero no sabes qué hacer con ella, mírala de un modo diferente y piensa cómo la puedes transformar. Si no se te ocurren ideas, ¡puedo ayudarte!

PD: Por cierto, hablando de ideas, tengo otro nuevo encargo: una clienta me ha mandado unas botellas de Jägermaister porque le encantan para que haga una creación personalizada con ellas. ¿Qué se me ocurrirá esta vez? Permanece atento y te lo contaré. ¡Hagamos upcycling!

convertir botellas de vidrio de jagermaister