El otro día estuve tomando un café con una amiga que estaba muy ilusionada con su nueva casa y disfrutando como una niña decorando su nuevo hogar. La vi muy contenta y llena de alegría, hasta que, de repente, se paró un momento y me dijo: “me estoy pasando horas...

leer más