En un planeta en el que cada día generamos más residuos y estamos acabando con los recursos de los que disponemos, es más que necesario fomentar el reciclaje de materiales para contribuir con un entorno sostenible y, además, aprovechar recursos. Por ello, hoy te queremos hablar de un proceso que está adquiriendo mucha popularidad y reconocimiento: el upcycling.

El Upcycling es un término acuñado recientemente, también conocido como supra-reciclaje, que consiste en aprovechar materiales reciclables para crear productos que tienen un mayor valor que el que tenía el material original. O, lo que es lo mismo: transformar residuos en objetos de valor.

Orígenes del upcycling

La palabra Upcycling se utilizó por primera vez en 1994, cuando Reiner Piltz lo nombró en un artículo de Thorton Kay de Salvo. Posteriormente, en 1996, el alemán Gunter Pauli tituló “Upcycling”  uno de sus libros. La palabra fue calando más y más entre la cultura y el arte alemanes, pero no fue hasta el año 2002 cuando William Mc Donough y Michael Braungart, en su libro De la cuna a la cuna. Rediseñando la forma en que hacemos las cosas. introducen el upcycling como el concepto de reutilizar materiales que se pueden modificar para volver a hacerlos útiles o darles una segunda vida y, por tanto, utilidad.

upcycling con botellas de vidrio

Upcycling artístico

El upcycling es muy interesante desde un punto de vista conceptual (ya que trata de dar un nuevo significado a las cosas) por lo que siempre ha tenido muy buena acogida entre los artistas. Además, se necesita una gran dosis de creatividad y cierta técnica para modificar los materiales. El esfuerzo, sin duda, merece la pena y, además, las crecientes tendencias de utilizar materiales sostenibles están teniendo una gran aceptación entre el público. No es de extrañar, ya que el consumidor final no solo encuentra el producto atractivo por su valor artístico, sino que además cuenta con el valor añadido de estar contribuyendo con el bienestar del planeta y dando una segunda vida a un material que probablemente, si no, no la tendría. Es como adquirir un producto que tiene una gran historia detrás, aunque su nueva vida acabe de comenzar.

Ejemplos de upcycling

El upcycling solo tiene un límite: el de la imaginación del que crea. En Lucirmás, por ejemplo, nos dedicamos a la artesanía en vidrio reciclado y creamos una gran variedad de elementos decorativos de diseño mediante upcycling con botellas de vidrio de todo tipo. Aquí puedes ver, por ejemplo, la creación de nuestra lámpara de diseño LaFlor Lamp:

El upcycling no solo es una corriente interesante: es una corriente necesaria, ya que reduce la necesidad de nuevas materias primas para crear nuevos productos. Además, si nos evitamos el proceso de transformar estas materias primas en otros materiales (como por ejemplo, sucede con el plástico y el cristal, entre otros) se ahorran los costes de producción y la energía que se dedicaría a ello, lo que hoy en día es una de las principales causas de contaminación.

El upcycling artístico y de diseño es solo una pequeña parte de todo lo que se puede someter a upcycling; reciclar es un tema de conciencia y espíritu de cambio por hacer un planeta más sostenible. Por eso, te animamos a que también practiques el upcycling en tu vida diaria. Llevarlo a cabo no es tan difícil: solo tienes que echarle un poco de ingenio. De esta manera, no solo desatarás tu creatividad y ahorrarás dinero, ¡sino que estarás contribuyendo para crear un mundo mejor!